Darse un capricho no está reñido con comer de forma saludable. Podemos darnos un capricho de comer una pizza de vez en cuando, pero si está todo hecho en casa mucho mejor.

Hoy en día comemos mucha harinas de trigo, y no es la única, en el mercado tenemos muchas más (maíz, arroz, espelta…) y que además son aptas algunas de ellas para celiacos. Para la pizza de hoy hemos modificado usando la harina de espelta.

Beneficios de la harina de espelta:

Es un cereal bastante energético y sus nutrientes son los carbohidratos (los principales) tiene menos calorías que una harina normal como la de trigo pero su contenido en proteinas es muy alto. Es una fuente de minerales y vitaminas… pero podeis ver más información sobre esta harina en este link.

Contras de la harina de espelta:

Tiene menos gluten que otros trigos, pero tiene gluten asi que es un cereal que no deben de consumirlo los celíacos.

Elegida la harina… La masa de pizza, es muy fácil de hacer. Tan sólo hay que mezclar los siguientes ingredientes y
dejar reposar una media hora. Con estas cantidades podemos sacar dos pizzas de un tamaño para 2-3 personas, y la otra mitad podemos congelarla y guardar para otra ocasión:

200 g de agua.
50 g de aceite de oliva virgen extra.
20 g de levadura prensada fresca (de panadería) o 1 sobre de levadura de panadería deshidratada.
400 g de harina (preferiblemente de fuerza).
1 cucharadita de sal.

Con un rodillo extenderemos la masa y le daremos la forma que queramos obtener o según la bandeja que dispongamos.
Después sólo hay que elegir los ingredientes, en esta ocasión es una pizza bastante saludable y casi vegetariana, y
utilizando queso rallado sin lactosa dada la intolerancia a este ingrediente, pero que podemos obtener en cualquier supermercado:

– Base de la pizza con tomate natural y un poquito de orégano.
– Un poco de Queso rallado SIN LACTOSA.
– Ingredientes principales: cebolla, champiñón, calabacín y jamón de pavo. Todo pasado por el microondas un poquito para que se ablande y ya listo para meter al horno.
– Opcional: un poquito más de queso por encima.

Espero que os guste!