Muchas veces nos cegamos con el entrenar, y el descanso resulta igual o más importante. Esto a mi también me ha costado entenderlo, pero sino… no se rinde muy bien.

Siempre hemos creído que cuantas más horas duerme una persona, menos calorías gasta y más grasa acumula, pero el metabolismo necesita energía para las funciones más básicas. Entonces…¿dormir adelgaza? Pues no lo sé… pero si que hay que dormir lo que necesitas

Muchos deportistas de élite, duermen más de 12 horas al día, porque han incluido en su entrenamiento una siesta. Los que practicamos deporte porque nos gusta sin más y además trabajamos, tenemos que prescindir de esta siestilla diaria. Pero bueno, la mejor manera de descubrir las horas de sueño que necesitamos es en vacaciones, y esto hemos probado estos días… olvidarnos del despertador un poco y hacer lo que nos pide el cuerpo, por eso parece que adelgazas cuando estás relajado o feliz.

Hay numerosos artículos que indican esto… que dormir bien adelgaza… Esto es debido a que cuando el descanso no es adecuado solemos comer peor durante el día, ya que tenemos la sensación de estar cansados, lo cual a menudo se confunde con la sensación de hambre.

Las horas de descanso recomendadas suelen ser entre siete y por debajo de las nueve. Si duermes menos horas y haces ejercicio físico, los músculos no consiguen regenerarse y por tanto no se recuperan. Para seguir practicando ejercicio físico y desarrollar músculo adecuadamente, se deben dormir más de 7 horas.

Mi truco para dormir bien, siempre tomo una infusión digestiva ya que tengo el estómago delicadillo (manzanilla, anís, menta) después de cenar e intento evitar dormir justo después para dejar que el estómago haga la digestión.

¿Porque esta infusión? por las propiedades de estas plantas aromáticas:

– Anís: Es uno de los mejores remedios naturales para eliminar gases y flatulencias

– Manzanilla: Tiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a calmar el dolor de estómago y a desinflamar el estómago pesado. Está especialmente indicada en caso de gastritis, úlceras y mala digestión. Además, estimula la secreción de bilis y es protectora del hígado.

– Menta: mejora las digestiones difíciles eliminando los parásitos intestinales y las flatulencias. La infusión digestiva de menta también tiene la capacidad de neutralizar la acidez.

Buenas Noches!! Zzzz